REENCUENTRO CATORCE AÑOS DESPUÉS

Miércoles, junio 26, 2013 — Deja un comentario

Foto: El Correo. Sergio Scariolo y Zan Tabak la temporada pasada en el duelo del Top 16

(Por Ekaitz Otxa en zonadostres.com) En un mercado cada vez más amenazado por la crisis económica, Baskonia ha conseguido hacerse con uno de los entrenadores con más prestigio en el baloncesto europeo. Técnico, que regresa catorce años después al club que le brindó la oportunidad de dar el salto a la ACB, y con el que llegó a disputar una final de liga y ganar una Copa del Rey en las dos temporadas que comandó el equipo de Vitoria en las que dejó huella. Un regreso esperado y del agrado de Josean Querejeta, que no ha sido acogido de la misma forma por algunos aficionados baskonistas. 

Los primeros contactos de Scariolo con el baloncesto nacen en 1981 en su ciudad natal, Brescia. Allí trabaja como asistente de Ricardo Sales, además de estar como entrenador de cantera.1984 es su primer año como entrenador jefe en la serie B, en Vigna di Valle. En la temporada 1985-1986 vuelve como segundo entrenador, esta vez de Giancarlo Sacco con el Scavolini de Pésaro, después de proclamarse Campeón del Mundo con la selección militar italiana un año antes. Fue también su debut en competición europea, en la que el conjunto italiano llegó a jugar la final dela Recopa de Europa frente al Barcelona de Epi con victoria para el conjunto culé. Un año después, Scavolini volvió a quedarse a las puertas de levantar el título europeo.

Esta vez el verdugo fue el KK Cibona de Drazen Petrovic. El primer título como entrenador asistente llegó en la temporada 1987-1988. Con Valerio Bianchini como entrador jefe, y uno de los grandes referentes de Scariolo, se consiguió el primer Scudetto de la historia de Scavolini. Pronto llegaría su debut como entrenador jefe en la máxima división italiana. Fue dos temporadas más tarde, en la 1989-1990, con tan sólo 29 años. En su primera experiencia como primer técnico, Scavolini logró su segundo Scudetto además del subcampeonato de Copa Korac y Copa de Italia. La figura de Scariolo daba sus primeros pasos con éxito en el baloncesto.

En 1993 se hace cargo del Filorodo Bologna, equipo recién ascendido a la A1, y con el que consiguió jugar los cuartos de final de la liga y devolver al equipo, once años después, a competiciones europeas. El técnico italiano permaneció tres campañas más en Bologna con el que logró un subcampeonato de liga en 1996.

Foto: El Correo. Sergio Scariolo dando instruccions a Carlos Cazorla en la temporada 97/98

En verano de 1997 se produce su llegada a España para ocupar el banquillo del TAU Cerámica. Con el conjunto vasco llega a disputar la final ACB frente al TDK Manresa, y al año siguiente se proclama campeón de la Copa del Rey frente al Caja San Fernando. La figura de Scariolo crecía a pasos agigantados. El Real Madrid llamó a sus puertas pese a contar con un año más de contraro en Vitoria. Con el conjunto blanco ganó su primera liga ACB en 2000. Además de ejercer de entrenador, el italiano realizó a partir de su primer año las funciones de Director General.

Doble encargo y responsabilidad que se vio reflejado en el mal año realizado  en la temporada 2001-2002. Ese mismo verano, Scariolo hizo las maletas camino de Estados Unidos para vivir de cerca las Ligas de Verano y la pretemporada con los New Jersey Nets. Tras un año alejado de los banquillos regresa a Italia para hacerse cargo de la Virtus Bologna. Los problemas económicos y su exclusión de la liga provocaron su inmediata salida y su regreso a la liga española de las manos del Unicaja de Málaga. Con el equipo andaluz se proclamó campeón de Copa en 2005 y de liga en 2006, únicos títulos nacionales del conjunto Malagueño.

También alcanzaron un meritorio tercer puesto en la Euroliga en 2007. Sin embargo, el mal comienzo la temporada siguiente fue motivo de su destitución. De ahí al final del curso liguero acabó como colaborador en las retransmisiones de partidos ACB por TVE.

En 2008, pese a su idea de pasar un año sabático, y tener ya un acuerdo cerrado con el Khimki ruso para la campaña 2009-2010, la situación que vivía la liga rusa precipitó su llegada. Fue el año que catapultó al equipo a primera línea europea con el segundo puesto logrado tanto en Eurocup como en la liga doméstica. Tras finalizar su vínculo con la escuadra de Moscú en 2011, el técnico vuelve a su país natal para sentarse en el banquillo de un histórico como el EA7 Emporio Arman Milano con el que alcanza la final de la liga. Sin embargo, su siguiente, y último año en Milán, no será recordado por su buena trayectoria deportiva. Consigue acabar la temporada pese a los continuos cantos de sirena de una destitución durante el transcurso de la misma. Con el equipo ya eliminado de los paly-offs se hace oficial su no continuidad.

Además de la amplia experiencia por los banquillos de grandes equipos de Europa, el técnico italiano también sabe lo que es llevar, y con gran éxito, un combinado nacional de baloncesto.  Sin dejar su cargo de entrenador en el Khimki en 2009, acepta el reto de dirigir, ahora sí, a la selección española durante cuatro años. Los primeros contactos entre la Federación Española de Baloncesto y el entrenador se produjeron en 2006, pero en aquella ocasión, con el Mundial de por medio, no llegaron a un acuerdo.

Foto: El Correo. Sergio Scariolo con el Baskonia que logró la Copa del Rey de 1999 en Valencia

En su primera participación en un Eurobasket, pese a su mal comienzo, el combinado nacional logró proclamarse campeona de Europa. Su siguiente cita fue el Mundial de Turquía, en el que la selección cayó eliminada en cuartos de final por Serbia con un espectacular triple de Milos Teodosic. España volvió a lo más alto del cajón en el Eurobasket de Lituania en 2011 tras derrotar en la final a Francia. Los de Scariolo conseguían repetir lo que sólo Yugoslavia había logrado hasta entonces, proclamarse dos veces consecutivas campeones de Europa. Las alegrías para el entrenador con la selección no acabaron ahí. En su último año al frente de una generación que ha marcado una época, llevó a la “roja” a un meritorio segundo puesto en los Juegos Olimpicos de Londres, sólo superado por Estados Unidos en una de las mejores finales que se recuerdan.

La vuelta del Scariolo al banquillo del Laboral Kutxa no ha sido una sorpresa en Vitoria dada la especial vinculación que mantienen desde su primera etapa Josean Querejeta y el preparador italiano. El presidente de Saski Baskonia siempre ha tenido buenas palabras hacia el entrenador que llevó a Baskonia a jugar su primera final de liga y clasificación para Euroliga.

En el libro “Memoria Baskonista”, un recopilatorio de entrevistas a las figuras más importantes de la historia del Baskonia, que vio la luz a primeros de febrero y que en breve lanzará su segunda edición ante la gran acogida y el éxito obtenido, el mandatario baskonista se deshace en elogios hacia el técnico y no descartaba su posible vuelta en un futuro.  “Scariolo fue un grandísimo entrenador, un magnífico técnico que incorporó nuevas líneas de trabajo. Es un gran conocedor de nuestro deporte, muy cuidadoso en los detalles y que nos dio un salto de calidad. Luego, a lo largo de estos años siempre ha habido alguna posibilidad de una posible vuelta, pero yo no descarto que en un futuro Sergio Scariolo pueda volver a entrenar al Baskonia, porque tengo un gran concepto de él en todos los sentidos”.

No es el único que destaca la labor del italiano. Jugadores como Elmer Bennett, uno de los iconos de Baskonia, lo recuerda de la siguiente manera también el libro. “Jugar para Sergio Scariolo fue un honor porque es uno de los entrenadores más importantes en Europa, y tuve la suerte de que él fuera mi primer entrenador en España. Es muy perfeccionista, capaz de saber de qué manera un rival va a realizar una jugada, y saber responderla aún mejor que ellos. En aquellos primeros meses en Vitoria me enfrenté a Andre Turner, que para mí era el mejor base de la iga y el más difícil al que me tuve que enfrentar. Scariolo me supo mentalizar y preparar para demostrar que siendo más joven que Turner podría ser mejor jugador que él”.

El preparador italiano es conocido como uno de los entrenadores más metódicos en su trabajo, tanto técnica como tácticamente. Santi Abad sólo estuvo un año bajo sus órdenes. Unos meses que dejaron huella en el jugador catalán. “Dentro de la automatización del baloncesto de Sergio Scariolo a diferencia de otros grandes entrenadores, la metodología de Scariolo incluía mucha tecnología. No es que utilizase el scouting más que otros, sobre todo imponía una disciplina técnica muy determinada. Hacía un tipo de defensa para un jugador, otra para otro, y eso lo hacía perfecto. Era una metodología muy buena. La experiencia que viví con Scariolo, persona que más reconoce sus errores, fue excelente conmigo”.

Si hay un jugador que conoce bien al italiano, es Jorge Garbajosa. El de Torrejón de Ardoz ha logrado sus mayores éxitos deportivos al lado de su figura. “He coincidido con él muchas temporadas en Vitoria, Málaga, Khimki, y en la propia selección española. Es el entrenador que más me ha exigido para sacarme todo el partido que podía ofrecer. Ha sido el entrenador más importante en mi carrera”.

Uno de los protagonistas que más nos acerca a la figura de Scariolo y alaba su trabajo es Iosu Larrategui, entrenador asistente suyo los dos años en Vitoria. “Con la llegada de Scariolo vino la profesionalidad, la constancia, el orden, el delegar el trabajo, el análisis, la colaboración… Se pasó a dobles sesiones de entrenamiento, con grandes dosis de exigencia. Con Manel Comas las mañanas se dedicaban más a realizar tiro o hacer trabajo físico. Con Scariolo llegó todo lo contrario. Él afirmaba que el cuerpo del jugador estaba capacitado para soportar entrenamientos tanto por la mañana como por la tarde. Todo era muy metódico, tenía el control sobre el equipo, la prensa, la preparación física, el público, y conocía la historia del club. Antes de una rueda de prensa se estudiaba muy bien lo que quería decir. Nunca decía nada porque sí, era pura profesionalidad”.

El propio Scariolo tiene su hueco ya escrito en la historia de Baskonia, y en “Memoria Baskonista” relata cómo se produce su desembarco en Vitoria. Alfredo Salazar me llamó para poder mantener una reunión con Josean Querejeta, conocer el proyecto y la ciudad. Independientemente de lo que se podía ver como un inicio de algo grande, la claridad de ideas y la ambición de Josean, sumado a la seriedad y solidez que mostraba, fue lo que me hizo entender que ese proyecto tenía la flecha para arriba”.

Foto: El Correo. Sergio Scariolo y Dusko Ivanovic en un encuentro en el Buesa Arena

Scariolo cogió el testigo que había dejado Manel Comas en Vitoria. Se encontró con un equipo en crecimiento, con hambre de llegar a cuotas más altas y aspirar por títulos, mismas ideas con la que el técnico aterrizó en la capital vasca. En su primera temporada, pese a caer eliminado de forma prematura en la Copa Korac, fue en la liga nacional donde el equipo dio la gran sorpresa. Baskonia se paseó durante toda la fase regular y terminó primero. En play-offs se vio las caras primero con Unicaja al que eliminó por 3-0.

Posteriormente en semifinales se enfrentó al Barcelona con idéntico resultado. Por el otro lado del cuadro, TDK Manresa, sexto clasificado en la fase regular, dejó en la cuneta a Estudiantes y Real Madrid por un global de 3-1 en sus respectivas eliminatorias. Baskonia, favorito en todas las quinielas, tuvo que arrodillarse ante el eqipo Manresano que, liderado por Joan Creus, se alzó con el título. Jugadores como Juan Alberto Espil, Brent Scott, Elmer Bennett, Pat Burke, Jordi Millera, Lucio Angulo, o Santi Abad, con Scariolo al mando, fueron los protagonistas de dos momentos históricos del club. Llegar por primera vez a una final ACB y su consiguiente clasificación para la Euroliga.

Baskonia inició su siguiente campaña con cambios importantes en su plantilla. A pesar de salidas como las de Pat Burke o Brent Scott, dos piezas fundamentales la temporada anterior, el equipo logró formar un bloque competitivo para hacer frente a las exigencias de una temporada con Euroliga incluida. Scariolo llevó al equipo a lo más alto en la Copa del Rey, torneo que en el año anterior había sido eliminado a las primeras de cambio. La plantilla llegó en uno de sus mejores momentos de forma y, liderados por Elmer Bennett y Miroslav Beric, el conjunto conqistó el trofeo en tierras valencianas en la final frente al Caja San Fernando.

La reacción que ha provocado entre algunos aficionados la noticia de su regreso no ha sido de satisfacción o ilusión. Tal vez, aún tengan en mente aquel tiempo muerto pedido con Unicaja a falta de pocos segundos para la conclusión del tercer partido de la final de liga de 2006, en el Fernando Buesa  Arena, con el encuentro en el bolsillo para el equipo Malagueño. Una acción que no sentó nada bien a parte de grada vitoriana, pero que desde el punto de vista de un entrenador es totalmente lícita. Hay un refrán popular que dice que segundas partes nunca fueron buenas.

Sólo el tiempo dictaminará si se cumple el dicho o no. La pieza fundamental del nuevo proyecto ya está sobre la mesa. Han pasado catorce años desde su marcha, tiempo en el que tanto club como entrenador han seguido creciendo, pero que en los últimos años no han atravesado su mejor momento. Lo más importante es la confianza plena que el presidente ha depositado sobre él, y que éste, pese al paso del tiempo, conoce de primera mano la estructura y los cimientos que hicieron de Baskonia uno de los mejores equipos de Europa teniendo, al técnico italiano, como uno de sus primeros protagonistas.

¡Cuéntaselo a tus amigos!

 

Anuncios

No hay comentarios

¡Se el primero en comenzar la conversación!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s